¿Cómo lucir unas piernas perfectas este verano?

El verano ya está aquí. ¡Por fin! Ya podemos disfrutar del buen tiempo y ponernos vestidos ligeros para llevar mejor el calor. Pero después de un invierno tan largo, muchas veces nuestras piernas no tienen el aspecto que nos gustaría que tuvieran. ¡No os preocupéis! Hoy os traemos unos consejos y algún truco muy útiles para lucir unas piernas de 10.

Exfoliación, un primer paso indispensable

En varias ocasiones os hemos hablado de la exfoliación. En un primer post os explicamos qué es y para qué sirve y en otro posterior os contamos en profundidad en qué consiste este proceso.

Os lo recordamos un poco para que no se nos olvide nada. Es un tratamiento que nos permite eliminar las células muertas e impurezas de nuestra piel. Al eliminarlas, conseguimos que cualquier producto que apliquemos sobre nuestra piel penetre en profundidad y tenga un mejor resultado.

¿Cómo nos puede ayudar la exfoliación de piernas?

  • Eliminará todas las escamas de la piel. ¡Podréis decir adiós a la piel de lagarto!
  • Es un buen remedio para prevenir y eliminar los pelitos enquistados

Para conseguir una buena exfoliación, solo debéis seguir estos pasos:

  • Mojaos las piernas con agua caliente, para ablandar las células y abrir los poros
  • Aplicad el exfoliante y esparcidlo con movimientos circulares ejerciendo un poco de presión
  • Por último, aclaraos las piernas con agua tibia e hidrataos la piel con vuestra crema habitual

Para las afortunadas que vayáis a disfrutar de la playa en vacaciones, conseguiréis un buen exfoliante si os acercáis a la orilla del mar, cogéis un puñadito de arena y lo raspáis un poco por las piernas. ¡Un remedio muy natural y sobre todo, refrescante!

No podemos escribir un post sobre piernas perfectas sin daros unos últimos pasos para conseguir un resultado perfecto.

  1. Exfoliad las piernas
  2. Pasaos el guante de crin
  3. Depilaos las piernas justo después, porque conseguiréis una depilación perfecta y no os dejaréis ni un solo pelito sin quitar
  4. Daos una ducha tibia
  5. Hidratad las piernas en profundidad

¡Ya no tenéis ninguna excusa para no poneros un vestido veraniego y vivir todo el Efecto Positivo!

Deja una respuesta